Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Página principal Sobre mígráfica digital Mis imágenes Mis vídeos curriculum Contacto 

Sobre mígráfica digital

En 1988 la Calcografía Nacional de Bellas Artes de la Real Academia de San Fernando renovó el concepto de estampa comenzando a incorporar a sus colecciones de matrices tradicionales los archivos digitales sobre soportes magnéticos. Sumándose a esta renovacioón el artista Ramón Alcalá profundizó y definió la grafica digital y muchos otros creadores se han incorporado a este campo. Las nuevas matricesLas nuevas matrices aceptadas no son más que información registrada en el archivo digital inmaterial correspondiente, que es en última instancia una operación matemática que se transforma en un archivo digital; la matriz no puede existir fuera de los algoritmos en que se producen. Desde el de vista técnico no son signos, sino señales codificadas “los bits” que pueden ser convertidos en imágenes. La matriz va a confeccionarse con dos dimensiones de puntos: el pixel, cuyas características están definidas automáticamente.La técnica no es solo un modo de producción sino también de percepción, en definitiva, nuevas maneras de representar fragmentos del mundo. El hábito perceptivo se va a redefinir presentando una nueva estética permutacional o combinatoria que se deja ver en mi obra, primero de manera intuitiva a partir de los años 80 y luego con mucha más información y mayor dominio de las técnicas digitales hasta hoy. Parto de elementos simples que van a dar origen a variaciones múltiples realizando series de hasta 30 variaciones.Lógicamente el proceso es hibrido, combinando o no lo digital con técnicas más clásicas. Por ejemplo, en la carpeta “Ciudades imaginarias”, en mis planchas parto de matrices digitales y las paso a matrices materiales (planchas digitalizadas) .Por esta hibridación cabe preguntarse si está el artista dependiendo excesivamente de la tecnología y de la ciencia.Pienso que la libertad creadora va a tener que negociar con la tecnología, beneficiándose de los nuevos procesos en vez de someterse a ello. Y que será el mensaje artístico el que va a definir o no la validez de la obra y en todo caso si sería oportuno preguntarse cómo están las nuevas tecnologías afectando nuestra percepción.